Notas,  Primera

Aprueban 40 propuestas en el Parlamento de mujeres Puebla

Por: Samantha Páez

Fueron aceptadas para su seguimiento 40 de las 41 propuestas que hicieron ciudadanas dentro del Primer Parlamento de Mujeres, un ejercicio promovido por la Comisión de Igualdad de Género del Congreso de Puebla, el Instituto Poblano de las Mujeres y su consejo consultivo en el marco del Día Internacional de la Mujer.

Las temáticas más populares que presentaron las poblanas fueron a favor de las mujeres trabajadoras y de las mujeres indígenas; también para que el espacio público y la ciudad se diseñen pensando en las necesidades de las mujeres, y para que haya mecanismos que erradiquen la violencia en los espacios educativos.

Mujeres trabajadoras

Las 40 iniciativas aprobadas servirán para exhortar a las instancias correspondientes al diseño de políticas públicas acordes; además de que serán compiladas en un libro difundido por el Estado.

En total se presentaron siete propuestas se enfocaron en mejorar las condiciones de las mujeres trabajadoras, desde incentivar que las empresas involucren a sus trabajadores hombres a que tengan una paternidad responsable, que la seguridad social y prestaciones laborales sean obligatorias para las trabajadoras domésticas, hasta se abran escuelas de oficios para que puedan acceder a un mejor empleo.

También se propuso que se fomente la inclusión laboral de mujeres mayores de 45 años, ya sea a través de incentivos a empresas o facilitando créditos para el emprendimiento. Se promuevan sanciones para el abuso laboral, el hostigamiento y acoso sexual, y la discriminación.

Mujeres indígenas

Otras cinco propuestas fueron a favor de las mujeres indígenas en Puebla, las cuales tocaron temas como:

  • Regularización de la tenencia de la tierra a favor de las mujeres.
  • Paridad en los juzgados indígenas.
  • Creación del Instituto Estatal de Lenguas Indígenas.
  • Fomento a la medicina tradicional.
  • Acceso a los derechos sexuales y reproductivos.
  • Reformar la Ley de Acceso a una Vida Libre de Violencia en Puebla para que se incluya una perspectiva de multiculturalidad.
  • Refugios para víctimas de la violencia especializados en mujeres indígenas.
  • Incluir la violencia de género como una materia en la educación indígena.
  • Talleres para hombres violentos en las comunidades indígenas.

Espacio público

Las propuestas sobre el espacio público estuvieron centradas en la violencia que sufren las mujeres al transportarse, al caminar y al vivir la ciudad. En ese sentido se pidió:

  • Destinar una partida presupuestaria para movilidad sustentable.
  • Elaborar diagnósticos para saber las formas de movilidad de las mujeres.
  • Recuperar el espacio público, con más alumbrado y banquetas más amplias.
  • Visibilizar la aportación de las mujeres en la nomenclatura de calles y parques.
  • Garantizar la participación de las mujeres en todos los niveles e instituciones.

Violencia en espacios educativos

Una de las propuestas es que el uso de falda, como parte del uniforme escolar, no sea obligatorio para las estudiantes; también que se hagan diagnósticos en las universidades del estado sobre hostigamiento y acoso sexual, así como violencia contra las mujeres.

De igual forma que se hagan campañas para que las universitarias sepan en qué consisten las diferentes modalidades y tipos de violencia. También que se hagan convenios de colaboración para que el gobierno del estado dé seguimiento a los casos de violencia.

Lizbeth Díaz Cruz propuso una reforma al artículo 86 de la Ley de Educación del estado de Puebla, para que se dé a las universidades el reconocimiento de validez oficial sólo si cuentan con un protocolo o lineamientos para atender los casos de violencia contra las mujeres, hostigamiento y acoso sexual.

Violencia en medios de comunicación

Tres iniciativas versaron en la violencia que ejercen los medios de comunicación contra las mujeres. Una de las propuestas es generar un protocolo para detectar le violencia política de género en medios de comunicación, para después generar una regulación que evite esta práctica, así como la reproducción de estereotipos de género.

Otra de las participantes planteó que se norme para que la participación en los medios de comunicación sea paritaria, es decir, que en las mesas de debate u opinión, así como en foros, haya igual participación de mujeres y hombres.

Por su parte Alma Tapia, del Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia de Puebla, en colaboración con el Observatorio de Violencia de Género en Medio de Comunicación (Ovigem), propuso modificar la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de Puebla para agregar la violencia simbólica y la violencia mediática.

Registro estatal de deudores alimentarios

Cecilia Monzón Pérez expuso la necesidad de crear el registro estatal de deudores alimentarios, para que después de 60 días sin cubrir la pensión marcada por ley aparezca la edad, nombre y fotografía el padre o madre deudor.

Además de promover una modificación al artículo 338 del Código Penal de Puebla para que el delito de abandono se persiga de oficio y se agregue el 338 Bis para que después de 90 días de adeudo de la pensión alimentaria el padre o madre pierdan la custodia de las hijas o hijos.

Mujeres privadas de la libertad

En el tema de mujeres privadas de su libertad, Claudia Ramón Pérez y Lucía Azucena Hernández Juárez hicieron sendas propuestas para que el sistema penitenciario tenga perspectiva de género, porque los centros y programas de reinserción son hecho por hombres y para hombres.

Claudia destacó que el sistema actual no toma en cuenta a las mujeres embarazadas o a las que son madres solteras, ni a las y los menores que viven con ellas dentro de los propios centros.

Por su parte, Lucía Hernández habló de la importancia que existan dictámenes antropológicos y criminológicos para ver el contexto de las mujeres privadas de su libertad y se juzguen con perspectiva de género.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *