Notas

¿Cómo entrevistar a testigos de hechos traumáticos?

Por Samantha Páez
Fotografía de Marlene Martínez, tomada de LADO B.

Ronna Rísquez, periodista venezolana especializada en coberturas de violencia, crimen organizado, seguridad ciudadana y derechos humanos, dio varios consejos para entrevistar a personas que han vivido o atestiguado hechos traumáticos. También de autocuidado para que periodistas no desarrollen estrés postraumático.

Durante el Encuentro Virtual Connectas “Cobertura de trauma, cómo prepararse para entrevistar a víctimas de la violencia”, Rísquez dijo que las y los periodistas deben desarrollar empatía con quienes entrevistan y entender las circunstancias de los diferentes hechos traumáticos de los que se quiere obtener información.

No es lo mismo entrevistar a una persona que perdió a un familiar por un desastre natural o una enfermedad extraña que por la violencia criminal o, incluso, violencia del Estado. Si bien es importante tener empatía y tacto en todos los casos, se debe tener aún más sensibilidad para los dos últimos, debido a que la falta de acceso a la justicia les puede generar aún más dolor.

Ronna Rísquez dijo, a pesar de ello, hay cuestiones básicas que se deben tomar en cuenta en cualquier cobertura de hechos traumáticos:

  • Destinar tiempo suficiente para entrevistar a las víctimas. Esto se refiere a que las personas que narran hechos traumáticos hacen pausas y lloran, entonces hay que suspender la entrevista y darles su espacio para que se recuperen. También agendar otros eventos o entrevistas de manera espaciada, para no apresurar o cortar a quienes comparten su experiencia difícil.
  • Pedir permiso para entrevistar a las personas o conversar con ellas. Esto implica dejarles bien claro quiénes somos y qué estamos haciendo, si venimos de un medio o somos periodistas independientes. Además, debemos invitar a que nos hagan preguntas sobre nuestro trabajo o sobre el material en que estamos trabajando.
  • Tener un discurso respetuoso y empático. Dejar que la persona hable, porque muchas veces tienen una gran necesidad de que les escuchen, de contar lo que les pasa y de saberse escuchadas con atención. Poner atención en los detalles no violentos y preguntarles más sobre ellos, porque eso deja claro que les escuchamos y les puede hacer recordar momentos menos dolorosos.
  • No tener un final abrupto. Esto evitaría que las personas sientan que como periodistas buscamos sólo exprimirles información, sino que pueden confiar en nuestra labor y que agradecemos que nos compartan sus recuerdos, sus memorias y recordarles de qué va nuestro trabajo.
Tomada de https://www.iwmf.org/

La creadora de la plataforma Monitor de Víctimas, donde la ciudadanía puede dar información de los homicidios que ocurren en Caracas, Venezuela, y que no son investigados, también hizo recomendaciones para evitar el estrés postraumático en periodistas:

  • Antes de la cobertura. Investigar a qué nos vamos a enfrentar con la investigación en curso, revisar de qué se trató el hecho y documentarnos sobre las dificultades que implican hablar de ello.
  • En el momento. Hablar de forma constante con personas cercanas, decirles lo que pensamos y sentimos. Buscar una estrategia en la redacción para dar apoyo y aliento a quienes hacen la cobertura.
  • Después de la cobertura. Ya que no se sabe en cuánto tiempo se manifestará el estrés postraumático, es importante que en las redacciones se den algunos días de descanso a quienes hicieron esta clase de coberturas y después les asignen otros temas para dejarles descansar. Observar si hay cambios en nuestro comportamiento o pedirle a nuestras personas cercanas que nos hagan saber si notan algo. Tomar tiempo libre para hacer las actividades recreativas que nos gustan o visitar nuestros lugares favoritos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *