Notas,  Primera

COVID-19: ¿qué retos y oportunidades tiene el periodismo?

Por Samantha Páez
Fotografía tomada de CNN en español.

Valeria Román, periodista argentina y editora de la Federación Mundial de Periodistas Científicos, comentó algunos de los retos y las oportunidades del periodismo ante la pandemia del Covid-19, esto en un diálogo en línea organizado este martes 24 de marzo por el Centro Internacional para Periodistas (ICFJ, por sus siglas en inglés).

Desde el OVIGEM retomamos algunas de las ideas de Valeria Román y de Fabiola Torres, periodista peruana de Salud con Lupa, que moderó la conversación. Esto para tener una cobertura adecuada del brote de coronavirus en nuestro estado y, al mismo tiempo, respetar los derechos humanos de las personas.

1.    Tener los conceptos claros

Es usual ver datos sobre cómo se ha propagado el brote de COVID-19 en el mundo; sin embargo, hay que tener en cuenta que las cifras que se difunden desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) hablan de casos importados, conglomerados y comunitarios.

Es importante comprender la diferencia entre estos dos conceptos, porque tienen relación con los planes sanitarios que la OMS pide a todos los países del continente.

Los casos importados, explicó Valeria, se refieren a cuando una persona de América Latina viajó en recientes fechas -dos semanas- a un país donde hubo un gran brote, como China, Europa o Estados Unidos, y resultó infectada. Después vienen los conglomerados de casos, que son de personas que se contagiaron por el contacto estrecho con casos importados.

Es en ese momento que entra la fase de contención por parte del Estado, donde la autoridad sanitaria verifica el contacto que tuvo esta persona del caso importado con otras, para detectar y tratar a quienes hayan resultado contagiadas.

En cuanto a los casos comunitarios hacen referencia a personas contagiadas de las cuales no se puede localizar a partir de quién se transmitió la enfermedad, es decir, ni viajaron en los últimos 14 días a algún sitio de riesgo ni estuvieron en contacto con esta clase de personas.

Allí es cuando entra la fase de mitigación, cuando se toman medidas que abarcan al grueso de la población, como el cierre de lugares de asistencia concurrida, aislamiento físico voluntario u obligatorio, cierre de fronteras y limitación de actividades fuera del hogar.

Entonces habría dos tipos de transmisión del coronavirus: la local, por el contacto estrecho con personas que importaron la enfermedad, y la comunitaria, donde no se puede detectar de dónde vino el contagio.

Fotografía: amrothman en Pixabay. Usada bajo licencia Creative Commons.

2.    Comparativos están bien, pero con límites

Para Valeria comparar y analizar lo que ocurrió en otros países para prever qué pasará a nivel local es interesante, porque dan cuenta con cifras de la OMS cómo se ha propagado la pandemia y nos da una idea de qué ha ocurrido de enero -cuando inició el brote en China- hasta la fecha.

Esto ayuda a tener un cuadro general de la pandemia y puede servir para la toma de conciencia en la población respecto a las medidas de contención o mitigación que toman los gobiernos.

Pero también no se debe perder de vista que la estrategia de cada país depende del número de muertes, la experiencia que tiene con brotes similares y aspectos culturales o sociales, porque -como comentó Valeria- en países asiáticos el seguimiento a la norma es distinto a lo que ocurre en Latinoamérica.

3.    Hay que verificar el doble, el DOBLE

En la experiencia de Valeria, que ha escrito para Scientific American, de los Estados Unidos, y Nature, de Inglaterra, es importante verificar bien la información antes de publicar, pero en estos momentos se debe verificar el doble, porque el coronavirus es algo nuevo y todas las medidas para atacarlo son experimentales.

Desde el periodismo no podemos dejarnos llevar por rumores y opiniones desde el sentido común, tampoco difundir datos de personal médico que no cuente con la especialidad necesaria.

Mencionó que en Argentina las y los especialistas en epidemiología o infectología no tienen tiempo para entrevistas, porque están buscando la cura. Entonces, al momento de invitar a opinar o entrevistar al personal médico es importante que no sea cualquiera, porque pueden dar datos equivocados.

También recordó que por la urgencia de conocer más sobre la enfermedad hay estudios científicos que no pasan por una revisión tan sofisticada, por ello se debe pedir a quien diga tener una cura o un tratamiento:

  • ¿Cuál es la evidencia?
  • ¿En qué etapa se descubrió, preclínico o clínico?
  • ¿En cuánta gente se probó?
  • ¿Cuál es la eficacia?

Con esas preguntas podemos darnos una idea de la debilidad del tratamiento, porque hasta el momento hay dos formas de atacar al coronavirus: con nuevos compuestos o terapias y con fármacos que se usan para otras enfermedades, pero que se están probando en el COVID-19.

“Hay que prestar atención a las posibles estafas”, pidió Valeria Román.

En la siguiente liga se pueden encontrar siete recomendaciones para verificar mejor.

Fotografía tomada de Telemundo Arizona.

4.    Tener presentes la ética y los derechos humanos

Fabiola Torres pidió a Valeria que abundara en la responsabilidad social del periodismo ante la pandemia. La respuesta fue, a grandes rasgos, tener siempre presentes la ética y los derechos humanos.

Pues muchas veces los medios de comunicación buscan las historias de quienes se contagiaron y en ese punto habría que tomar en cuenta los derechos que tienen dichos pacientes a la dignidad y a la intimidad.

También se destacan los casos de pacientes que se recuperan, para dar información esperanzadora, pero en contextos donde aún no se están tomando medidas como la cuarentena o el aislamiento físico puede debilitar la respuesta de la audiencia a estas acciones.

La Fundación Gabo pone a disposición este decálogo ético en tiempos del COVID-19. También la Red Global de Periodismo Investigativo hizo algunas recomendaciones, que se pueden consultar aquí.

Por otro lado, como periodistas tenemos que poner el foco en cómo las medidas tomadas por las autoridades pueden violar los derechos personales. Por ejemplo, hubo casos donde en Corea del Sur se hurgó en la vida personal de pacientes que dieron positivo para detectar a quienes contagiaron, pero eso podría ser una violación a su intimidad.

5.    Se deben diversificar fuentes y enfoque

Respecto a cómo mantener a la audiencia informada y entretenida, Valeria Román aconsejó diversificar las fuentes y el enfoque; es decir, hablar con genetistas o especialistas en epidemiología, pero también con expertas y expertos en historia, para que nos cuenten de otras pandemias; antropología, para analizar las implicaciones sociales del distanciamiento físico o la cuarentena, o bioética, para contrastar el alcance de las medidas gubernamentales.

Asimismo, dijo que establecer grupos de periodistas -ya sea de manera telefónica o en ciertas redes sociales- para debatir a distancia los temas que nos preocupan y la comprensión del fenómeno, es muy útil.

Fabiola Torres complementó diciendo que en estos momentos es cuando se debe trabajar con miras en la colaboración más que en la competencia. También mencionó que se debe trabajar para que la información llegue a las comunidades indígenas, entonces sugirió buscar a lingüistas que ayuden a que el material llegue a esos grupos.

Aquí una liga sobre consejos de periodistas de China sobre dónde encontrar historias interesantes.

Fotografía tomada de VAO noticias.

6.    Nunca perder de vista el autocuidado

Finalmente, Valeria refirió que la cobertura “nos va a cambiar la vida como profesionales” y, en esa lógica, es fundamental cuidar de nuestra persona, porque muchas veces por estar en la cobertura descuidamos el distanciamiento físico o el lavado constante de manos.

“Nosotros también somos humanos”, dijo Valeria, por ello sería de gran ayuda no perder el contacto con colegas para la contención, así como para el trabajo colaborativo y la búsqueda de recursos informativos.

La Fundación Gabo publicó algunos consejos de autocuidado para periodistas en la cobertura del coronavirus. Aluna, organización especializada en acompañamiento psicosocial, facilitó esta guía.

Para fotoperiodistas hay recomendaciones para limpiar el equipo, por parte de WordPress, y para la cobertura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *