Opinión

Información veraz vs PIN parental

Por Samantha Páez
Ilustración de Núria Frago, tomada de Píkara Magazine.

Seguro han escuchado en las últimas semanas que en Nuevo León y otros estados de México se propuso algo llamado PIN parental, para que madres y padres de familia puedan decidir si sus crías reciben o no información sexual en las escuelas de educación pública. En Puebla aún no llega esa iniciativa, pero no dudo que pronto lo haga. Así que les voy a hablar de por qué estas propuestas violan los derechos humanos y cómo podemos desde los medios de comunicación abordar el tema.

Primero, ¿saben de dónde viene la propuesta del PIN parental? Acá se los cuento, la propuesta viene del partido político español VOX, que -según su propia página de internet– lucha contra la corrección política, está a favor de la vida y la familia. Bueno, pues con esto ya nos damos una idea de que tiene tendencias homofóbicas, transfóbicas y xenofóbicas, además de estar en contra de los derechos sexuales y reproductivos. Si tienen dudas, échenle una revisada a sus 100 medidas urgentes.

Este partido propuso instaurar el PIN parental y autorización expresa con el objeto de que se necesite consentimiento de los padres para cualquier actividad de valores éticos, sociales, cívicos morales o sexuales. Es decir, un partido conservador propone que las familias también conservadoras priven a las infancias de recibir información valiosa para el desarrollo de su vida. De acuerdo con un artículo de El País, ésta fue una de sus iniciativas estrella durante la campaña electoral del año pasado en España.

VOX también ha promovido ese PIN parental en México, hay cinco entidades federativas donde ya se impulsó esta medida: Aguascalientes (aquí, incluso, ya se aprobó), Chihuahua, Ciudad de México, Querétaro y Nuevo León (se discutió y de momento se desechó), de hecho en este estado hubo un pronunciamiento público de Iván Espinosa de los Monteros, diputado de VOX, a favor del PIN.

Dejando claro el vínculo entre el PIN parental y un partido extranjero ultraconservador, hablemos de por qué esta propuesta viola los derechos humanos de las infancias y adolescencias. En primer lugar, porque de acuerdo con el artículo 3 de la Constitución Mexicana la educación pública deberá ser, además de gratuita y obligatoria, laica y basada “en los resultados del progreso científico, luchará contra la ignorancia y sus efectos, las servidumbres, los fanatismos y los prejuicios”.

Aunque todas las personas tenemos el derecho a la libertad de culto, es decir, que podemos decidir nuestras convicciones éticas, de conciencia y de religión, esto no debería impedir que niñas, niños y adolescentes tengan información científica sobre aspectos sexuales y reproductivos.

Ante la proliferación de iniciativas sobre el PIN parental y la aprobación en Aguascalientes en la Ley de Educación (de la cual, por cierto, ya se arrepintieron algunos legisladores y hay un recurso de inconstitucionalidad), las Secretarías de Gobernación, Educación Pública y Salud emitieron un comunicado y una ficha con información más completa, aquí les pongo un resumen de ambas:

  • El PIN parental es INCONSTITUCIONAL, ya que viola el principio de progresividad de los derechos humanos y trasgrede la rectoría del Estado sobre la definición de los contenidos educativos.
  • Esta medida es contraria a la marco nacional e internacional en favor del Interés Superior de la Niñez.
  • Puede repercutir en el incremento de violencia y abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes; del embarazo infantil y adolescente y juvenil; acoso escolar, discriminación y homofobia, entre otras.
  • Niega una educación con perspectiva de género, fundamental para garantizar el derecho de niñas y adolescentes a una vida libre de violencia.
  • Es una propuesta prohibitiva del acceso a la información para la comunidad escolar.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) también se manifestó en contra del PIN parental, ya que son contrarios a el artículo 18 de la Convención de los Derechos de la Niñez y las observaciones generales del Comité de Derechos de la Niñez. Por si no fuera poco, agregó “el Estado tiene la obligación de garantizar que niñas, niños y adolescentes puedan acceder a servicios, información y educación, incluso en materia de salud sexual y reproductiva, sin verse obstaculizados por el consentimiento o autorización de terceros”.

Infografía de Guardianes.

Desde el Observatorio de Violencia de Género y Medios de Comunicación (OVIGEM) realizamos, el jueves 9 de julio, un webinar sobre abuso sexual infantil, allí nuestra invitada: Zoelia Salinas Solórzano, psicóloga, terapeuta sexual y especialista en abuso sexual infantil, mencionó que el PIN parental violaría los derechos sexuales de las infancias y adolescencias.

La educación sexual es un derecho y un derecho no se pone en tela de juicio, un derecho no tiene cuestionamiento (…) Yo creo que más bien las personas que promueven esto en contra de la educación sexual necesitan informarse (…) hay una cantidad tremenda de estudios sobre los beneficios que la educación sexual tiene en la vida de las personas

Zoelia Salinas

A pesar de toda esta información respecto a cuán perjudiciales son este tipo de medidas y de todos los argumentos oficiales, hubo medios de comunicación que dieron muchísima voz a las organizaciones y actores que la impulsan, también a figuras religiosas. Ya sé, me van a decir que actuaron con imparcialidad dando voz a todas las partes, pero sólo les digo: si no contextualizamos y vemos de manera crítica, dejamos de informar y hacemos propaganda a favor de iniciativas violatorias de derechos humanos.

Por ejemplo, este titular: “Asociaciones de padres piden a SEGOB no entrometerse en su derecho a educar” (ya bajaron la nota, por eso no se las pongo) refuerza la idea de que el Estado no debe decidir sobre la educación, cuando es totalmente su deber constitucional.

O esta otra noticia “Tras sondeo, ciudadanos respaldan reforma que abre puerta al ‘pin parental’”, para empezar un sondeo sin representatividad estadística y donde no se informa de una metodología clara, no me puede dar una tendencia adecuada de la opinión de la ciudadanía y, luego, los derechos humanos no se someten a votación, son inherentes a las personas.

Otro epic fail o error épico: “Sánchez Cordero quiere imponer en la educación su ideología de género: UNPF”, ni la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) y, por lo visto, el medio de comunicación tienen la más remota idea de cuál es la teoría de género y que está lejos de ser una “imposición”, por el contrario es crítica de la carga social que se pone a los géneros. Entonces, hablar tan a la ligera de conceptos que desconocemos, confunde y pone en evidencia nuestra ignorancia.

Así que colegas periodistas no sean así, si van a escribir del PIN parental háganlo dando información veraz, consultando a instituciones y personas especialistas, vayan más allá de las declaraciones de las personas o instituciones que promueven esta medida y, por favor, piensen en los derechos de las infancias. 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *