Notas,  Primera

Nos queda de ti: retratos de feminicidio y desaparición

Por Samantha Páez
Las fotografías son de Daniela Portillo y se reproducen con su autorización.

Una habitación color rosa es el escenario de la imagen. Martina Hernández yace en una colcha estampada de rosas, su cabeza está recostada en una almohada de peluche. A su lado está la fotografía de su hija Karina, desaparecida desde hace tres años y medio en San Salvador El Verde, Puebla. La mirada de Martina es de cansancio e incertidumbre.

Éste es uno de los retratos de la exposición “Nos queda de ti…”, de la fotoperiodista Daniela Portillo. La cual se exhibe desde el viernes 7 de febrero en la Casa de Cultura de la ciudad de Puebla.

Daniela cuenta que tiene algunos años retratando a las familias de mujeres víctimas de feminicidio y desaparición. Cuando la invitaron a formar parte de una muestra con temática de mujeres, empezó a trabajar en retratos de las familias en los cuartos que ellas habitaron. Al final sus fotografías se exhibieron de manera individual.

Para Daniela este proyecto busca visibilizar el dolor de las familias, generar empatía en la sociedad sobre la gravedad de los feminicidios y las desapariciones de mujeres.

Sin embargo, el proceso no fue fácil, hubo momentos en los que las lágrimas le impidieron seguir retratando, en los que tuvo que parar. “No me quito las emociones para trabajar, a lo mejor puede ser considerada como falta de profesionalismo, pero no”, dice Daniela.

  • Hace tres años, Emma Ochoa de 33 años de edad no llegó a la óptica donde trabajaba en el Centro Histórico, desapareció. Su hermana Reyna la busca desde el 7 de noviembre de 2016.
Somos muchas familias tocadas

María del Rocío Limón, madre de Paulina Camargo, víctima de feminicidio en 2015 y cuyo cuerpo no ha sido localizado, piensa que es necesario que más gente conozca lo que le pasó a su hija, asesinada por no querer abortar, y que quienes han llegado a pensar en dañar a una mujer, lo recapaciten.

“Las imágenes nos muestran que esto es real, que esto existe. Que este dolor ante la ausencia, ante el crimen, existe. Que no somos una, ni dos, ni tres, sino que somos muchas familias tocadas, muchas madres tocadas, por estas malas decisiones”, dice María del Rocío.

También es una forma de exigir justicia, agrega, porque ninguno de estos casos la ha tenido y por eso es importante mostrar, con ese dolor, que las instancias deben continuar trabajando.

Paulina, de entonces 19 años, desapareció en agosto de 2015. Se había quedado de ver con su expajera, José María, para ir a consulta y ponerse de acuerdo de los gastos del embarazo. Ella ya no regresó a su casa, él confesó el homicidio y luego dijo que la declaración fue bajo tortura. El cuerpo de Pau no ha sido encontrado y legalmente se encuentra como desaparecida.

En el gobierno falta sensibilidad

María Luisa Núñez, representante de la organización «Voz de los desaparecidos en Puebla», piensa que la exposición de Daniela es una forma de llegar a más personas, de hacerles saber de todas esas madres, hermanas e hijas que están desaparecidas.

“Hace presente a la persona a que hoy no está (…) muestra el espacio que ha quedado a partir de su desaparición. Me impactó mucho y yo espero que ese impacto que generó en mí, lo genere en el resto de la sociedad”, comenta María Luisa.

Aunque la exposición de Daniela ocurre en un recinto del gobierno del estado, esta misma apertura no la han tenido las familias de las víctimas de feminicidio y desaparición. Pero a María Luisa no le extraña, pues considera que en Cultura hay personas con más sensibilidad y que falta justo eso en el resto de dependencias.

El pasado 30 de enero se nombró a María del Carmen Carabarín Trujillo como titular de la Comisión Estatal de Búsqueda de personas en Puebla. En dicho evento público, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta interrumpió en diversas ocasiones a María del Rocío Limón y le pidió que fuera breve en su petición de justicia.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *