Notas

Unas 750 mujeres africanas, varadas en Chiapas por falta de apoyo gubernamental

Con información de Sandra de los Santos
Fotografía de Duilio Rodríguez, tomada de En el camino.

Unas 750 mujeres de África se encuentran varadas en Tapachula, Chiapas, debido a que autoridades mexicanas no les han entregado el llamado “pase de salida”, documento que les permitiría transitar por México sin el riesgo de ser detenidas.

Las mujeres y otros 2 mil 250 hombres permanecen cerca de la estación migratoria de Tapachula, donde les detuvieron, sin apoyo en materia de alimentación, vivienda, salud e higiene.

Ante esa situación migrantes anunciaron el jueves 29 de agosto de la conformación de la “Asamblea de migrantes africanos y africanas en Tapachula”. La organización surge después de las violaciones a los derechos humanos que se han denunciado por parte de policías federales y la Guardia Nacional.

Desde hace 12 días personas provenientes de África, Asia y Haití, se mantienen a las afueras de la estación migratoria de Tapachula en demanda de que se les otorgue el llamado “pase de salida”, un documento que les permite transitar por México sin que se les detenga hasta llegar a la frontera norte.

Durante esos días, también, la Policía Federal y la Guardia Nacional ha reprimido los actos de protesta que han organizado.

Las y los migrantes señalaron en un documento que esta asamblea está conformada por 3 mil personas, una cuarta parte de ellas mujeres, provenientes de diferentes países de África.

Además, explicaron la situación política y social que se vive en sus respectivos lugares de origen y el peligro que corren de permanecer allá, motivo por el cual decidieron huir y se consideran desplazados forzados que necesitan protección internacional.

Relataron que la mayoría de las personas de la asamblea cuentan con estudios técnicos, profesionales y hay quienes tienen hasta con posgrado, pero que han tenido que salir de su país porque sufren persecución política por su ideología, identidad sociocultural o religión.

Las y los migrantes llevan dos meses, aproximadamente, intentando llegar a los Estados Unidos y han cruzado la frontera de ocho países. En ese trayecto, denunciaron extorsión por parte de autoridades de Panamá, Nicaragua, Honduras, Guatemala y México.

Hasta ahora las personas en tránsito continúan afuera de la estación migratoria y han anunciado movilizaciones para demandar que se les sea otorgado el “pase de salida”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *